Nuestra Industria

Previo al Chile colonial, nuestra cultura mapuche ya elaboraba una especie de cerveza, una bebida alcohólica producida por la fermentación de cereales y semillas denominada muday. Sin embargo, la producción no se masificó sino hasta obtenida la independencia, entrado el siglo XIX, con la apertura de los puertos al comercio extranjero y la llegada de inmigrantes ingleses y alemanes. El consumo y la cultura cervecera se expandió rápidamente en Chile desde las ciudades con altas concentraciones de inmigrantes europeos, tanto de los alemanes por el sur como también de irlandeses y británicos en Valparaíso.

Desde entonces, la industria cervecera ha tenido un notable crecimiento, en particular en los últimos años, pasando de 25 litros per cápita el 2001, a casi 50 litros en 2018. La producción nacional del último año se estima en 7,2 millones de hectolitros y, las importaciones, según cifras de aduanas, alcanzan los 2,1 millones de hectolitros. Por su parte, de acuerdo a datos del SII, el número de empresas con giro de producción de cerveza ha mostrado un gran crecimiento, pasando de 30 en 2005 a 587 en 2015.

Entre las razones del aumento del consumo de cerveza están su bajo contenido alcohólico, una creciente oferta de variedades y estilos, y un consumidor cada vez más conocedor y sofisticado, entre otros.

Para más información, revisa las minutas de nuestros estudios:

Socios

Socios Fundadores